MINI Recharged: el clásico se electrifica

MINI tiene en marcha un proyecto denominado Recharged, donde el MINI clásico se reconvierte en un vehículo eléctrico.

El proyecto MINI Recharged permite prolongar la vida de este mítico clásico. El propulsor eléctrico que sustituye al térmico genera una potencia de hasta 90 kW; y acelera en el 0 a 100 km/h en unos 9 segundos. La energía la suministra una batería de alto voltaje, que puede cargarse con una potencia de hasta 6,6 kW y tiene una autonomía de unos 160 kilómetros. El consumo eléctrico está cifrado en 17,6-15,2 kWh/100km según el ciclo WLTP.

Además, cada MINI clásico transformado recibe el característico cuadro de instrumentos central, usado en los primeros modelos; si bien, ahora muestra la temperatura, la marcha seleccionada, la autonomía estimada y la velocidad. Durante la conversión, el motor térmico original se marca y se almacena para poder reutilizarlo si el cliente lo desea. Finalmente, la conversión del MINI a eléctrico se lleva a cabo exclusivamente en el Reino Unido. Y cada vehículo reconvertido recibe un número de serie individual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.